Natasha Morrow: «El verdadero underground»

NATASHA MORROW

Por Manuel Knwell

Antes de hablar del trabajo musical de Natasha Morrow, quisiera aclarar un concepto que es fundamental para hablar de ella, me refiero al: underground, ya que se suele confundir la música extrema con esta categoría subterránea; no crea usted que bandas como Carcass o Deicide pertenecen a este espectro, esto tiene que ver con otras cosas. Para empezar una banda no puede ser under si está dentro de un sello que vende sobre 100 mil copias, ni menos en un sello multinacional. Aclarado esto me refiero a la música de Natasha Morrow, quien tiene una exótica mezcla sanguínea lo que la lleva a realizar una música tal vez única: por sus venas corre sangre americana, francesa y venezolana.

La música de Natasha es de corte minimalista que adorna con una voz muy peculiar además de su guitarra acústica, todo grabado como bien dice ella: “Lo fi”, con el micrófono de más baja calidad y solo con el software: garage band de Mac, a eso le agrega un poco de reverb y delay y tiene lista su música. Acá lo importante no es la técnica con la que ella ejecuta, sino como transmite mediante su delicada voz las notas que emergen desde su alma, recordándome a la  carismática: Linda Perhacs (https://www.youtube.com/watch?v=iXBd-SjQxpQ), mezclado con los primeros trabajos de Sonic Youth, los clásicos bluseros del delta y ciertos toques de la música de David Lynch. Los arreglos que de la guitarra son muy disonantes lo cual contrasta totalmente con su forma afinada y prístina de cantar, como si fuera la de una sirena perdida en el océano.

Acaba de editar un EP llamado “Sugar land” (2017) en formato cassettes, acorde a la propuesta que ella plantea al volver a los orígenes de los formatos de audio más análogos y sin esa sobre producción que estamos acostumbrados a escuchar desde la música mainstream, porque hay que decirlo, para llegar a un público masivo los sellos te exigen un sonido sobre producido, para que las personas lo puedan “apreciar y valorar”. Hay elementos como la distorsión, los acoples, la saturación, grabar sin metrónomo, grabar con instrumentos de baja calidad o de marcas poco conocidas,  imperfecciones técnicas de ejecución del músico como de la grabación y etc, que hacen que cierta música se mantenga al margen de forma automática por tener estos parámetros; jamás será vista por productores o sellos que están dentro del  mainstream, al menos que ellos perciban que un artista como Natasha Morrow tiene las condiciones para ser una mega estrella de la música, la contraten y la envíen a grabar en un estudio profesional con un productor, cosa que no creo que Natasha ceda, ya que acá se ve que su trabajo no tiene relación con la música comercial.

No obstante tampoco me extrañaría que después de un tiempo la música de Natasha se transforme en algo de culto y que esté en la mirada de los sellos multinacionales, eso lo dirá el tiempo. Es lógico que su música sea auto-producida por ella misma, solamente apoyada por un buen fotógrafo y su propuesta personal. Lo que sí puedo asegurar es que la  música de ella es hipnótica y puedes hacer el mejor viaje introspectivo escuchando su bella voz y  guitarra hasta con pájaros de fondo, lo cual le dan un toque  surrealista y onírico ¡IMPERDIBLE NO ESCUCHAR ESTÁ MÚSICA HECHA CON PASIÓN Y AMOR!

Editado por Camilo Ortiz.

https://soundcloud.com/natatatt

Créditos fotos:

La foto con las flores es tomada por Herald Martin y la foto que es azul y en la portada de Sugar Land está tomada por Gold Dust Visions.

 

 

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.