Entrevista y comentario a la obra de Catalina Gré

Catalina Gré es una poeta nacida en Santiago y que actualmente es Licenciada en Literatura Hispánica por la Universidad de Chile y que el año pasado ha editado su primer poemario titulado Hacia la otra Orilla, por la editorial Castor y Póllux, Colección Papeles Salvajes. Dada su interesante primera obra hemos dedicado una entrevista y comentar su obra a continuación.

Catalina, primero que todo quisiera saber desde cuándo has sentido conexión con la literatura, tu labor actual y tu itinerario literario hasta la fecha.

Desde chica siempre me gustó la lectura y dibujar, tuve buenos profes de lenguaje. Actualmente me desempeño como profesora de español para extranjeros.

¿Cómo fue tu experiencia con la carrera de Literatura Hispánica? ¿Sientes que contribuyó a tu desarrollo creativo o fue todo lo contrario?

Mientras estudiaba no contribuyó, todo lo contrario. Pero ahora, que ya han pasado varios años desde que estudié, pienso que sí, me dio una formación, aprendí sobre diferentes tipos y géneros de escritura.

Luego de leer tu libro Hacia otra Orilla, me gustaría saber sobre tus influencias literarias, musicales y cinematográficas que sientes que han sido parte de la construcción del texto.

Las influencias para este libro fueron poéticas y teóricas, más que nada, Emily Dickinson, Bachelard, Pizarnik, Ted Hughes, Vasko Popa, Denise Levertov, esos son los nombres. En música, quizás Satie, las gymnopedies y gnosiennes, creo que el espíritu de esa música es algo que trato de replicar en el libro.

Continuando sobe tu libro, me ha parecido bien interesante el estilo breve que has usado y quisiera saber si hay una conexión con la literatura oriental, como con el haiku o los tankas.

Sí, por supuesto. Al principio yo no me había dado cuenta, cuando recién estaba comenzando los textos, pero una amiga me hizo notar la conexión. Me dediqué a leer haikus particularmente y fueron de gran ayuda para la construcción del libro.

Si bien la brevedad de los textos no deja de ser interesante lo que más me llamó la atención fue la fonética de los textos, porque al leerlo me produjo una suerte de oleaje. ¿Eso fue algo intencional en este proyecto? ¿Qué valor le das a los sonidos y al silencio al escribir?

No sé si pensé en un “oleaje”, aunque es bonito porque está relacionado a los textos, pero definitivamente, al ser tan breves hay un juego necesario con el silencio, se hace parte del conjunto, los espacios vacíos son parte de la respiración y parte del tono que tiene la lectura. También le doy importancia a los sonidos, pero no siento que tenga esa intuición y esa sensibilidad tan desarrolladas todavía, escrituralmente hablando.

Considerando que vivimos en un momento de bastante auge de nuevas voces literarias, tanto de prosa, verso o ensayo, me gustaría saber tu relación con los nuevos autores. Si hay algunos que te han llamado más la atención y por qué.

Sí, definitivamente estoy relacionada a las nuevas voces porque soy parte de ellas, especialmente desde el momento antes y después de sacar el libro. Recomendaría sobre todo “Una mujer sola siempre llama la atención en un pueblo” (Das Kapital) de Natalia Figueroa, porque tiene una voz sicológica, un ritmo y un misterio que me parece muy interesante y fresco. Otro libro que me llamó especialmente la atención es “La península” (Chancacazo) de Ignacio Mardones Nally, un libro con unas imágenes impresionantes y hermosas, también muy cargado de misterio.

Considerando la potente aparición de nuevas escritoras y poetas dentro de los últimos años te siente parte desde tu arte de todos los movimientos feministas o eres más bien una observadora de todo eso que se ha dado.

Siento un poco las dos cosas. No soy una persona muy activa en cuanto a luchar por los derechos de las mujeres, no pertenezco a ninguna organización, por ejemplo. Pero obviamente vivo en este contexto y en esta sociedad machista que te hace sentir y ser vulnerable por tu condición de mujer. Respecto al contexto literario, es difícil sentirse al margen de todo lo que ocurre, porque claramente hay una apertura y una escena que es un poco más amable que en otros momentos históricos, ya que se están discutiendo más estos temas.

Por ejemplo, desde que saqué el libro recibí varios comentarios “jotes” a través de internet, lo que me pareció súper barsa e incómodo. Decidí cambiar mi foto de facebook por lo mismo. Siento que la gente, los hombres, piensan que uno hace un libro porque quieres que te joteen y evidentemente, no es así.

Y por último quisiera saber cuáles son tus próximos proyectos que se vienen para ti y por supuesto cómo ha sido tu experiencia al leer en público tus textos y críticas que has recibido.

Estoy comenzando un nuevo proyecto de escritura poética. La experiencia de leer en público siempre es “nerviosa”, pero me gusta esa instancia, es un desafío para mí. En general la respuesta al libro ha sido buena, en el círculo reducido en el que se mueve. Me han llegado comentarios positivos y también críticas constructivas que espero poder incorporar a este nuevo proyecto.

En el borde del silencio. Comentario a Hacia otra orilla, de Catalina Gré

La poesía en este país es un fenómeno muy extraño. A pesar de la multitud de poetas y libros que se editan al año, de estudios y lecturas, aún sigue siendo una actividad para pocos o bien muchos no le ven el valor al arte de armar y desarmar la realidad. Por esa razón es que cada vez que nace un poemario siempre llega a ser algo valioso como en el caso de la ópera prima de Catalina Gré Hacia la otra orilla.

¿Qué es lo primero que encontramos en la lectura de esta obra?. Un conjunto de símbolos oceánicos que construyen un paisaje donde la descripción y la impresión se entremezclan. Esto mediante al uso de los textos breves y de pocas sílabas que pueden recordar al estilo haiku. Como por ejemplo en versos como:

“mi voz / se convierte / en un trago/ de sal / las costras/ se evaporan/ en una vuelta/ al sol “.

Y es que todo el libro no está construido más que por divisiones desde los bordes y silencios entre los versos, ya que sin el uso de títulos, secciones o enumeraciones dejando al lector que libremente lea y elabore su orden sobre el conjunto de imágenes que tienen en común el mar y la costa. Lo que me lleva a preguntarme ¿qué simboliza para la autora el mar? ¿Es acaso el concepto del inconsciente o hay algo más?, porque dentro de Hacia la otra orilla, el elemento acuático el protagonista. Así lo pueden leer en estos versos:

Un río /ahogado / nada dentro/ de ti / las penas / se desaguan/ cuando el mar / es de arena/ navegas / a oscuras/ hacia un barco / de papel

De esta misma forma en este libro nos encontramos con múltiples descripciones de espacios, paisajes y momentos donde el narrador observador pareciera desconectarse del entorno y deja a lector entregarse al paisaje como quien ve un ocaso en la orilla de un río, estableciendo así una correlación entre cada uno de los textos como si fueran una sola gran obra y no textos por separado con sus distintas temáticas.

Así, y para concluir Hacia otra orilla no sólo nos entrega un conjunto de imágenes interesantes sobre una temática o un estilo no tan habitual, sino también nos entrega el valor del silencio como uno de los componentes esenciales para comprendernos, dado que pareciera que lo que más remarca la autora es el valor de observar y respirar el mundo, la vida, tu vida y entorno, desde la otra orilla.

  • Título: Hacia otra orilla
  • Autora: Catalina Gré
  • Año: 2016
  • Editorial: Cástor y Pólux

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.