Comentario: Cautiverio de Camila Mardones

Sobre el aciago amor. Comentario a Cautiverio, de Camila Mardones

Por Jorge Cocio

Si vuelvo a nacer/ quiero hacerlo desde las venas/ de tu corazón aletargado de piedra y luciérnagas”- Camila Mardones

En alguna ocasión escuché decirle a alguien que el corazón es el único músculo que sigue sus propias reglas. Que a diferencia de los otros órganos, hay algo en ese músculo con forma de puño ensangrentado que nos cautiva, a tal punto que no dejamos de ver, leer o escuchar todo lo que la gente hace por hacerlo sentir vivo otra vez. Sea desde una película, un posteo o un poema, la necesidad de confesarse no deja de perder actualidad.

El primer texto de Camila Mardones se titula Cautiverio, y es un poemario que se arma y desarma, como un fluir emocional o los intentos de un animal herido por huir de su jaula. Donde la boca se quema, junto con los recuerdos nacidos del vientre y venas. De ahí encontramos en los versos iniciales: Tu canto escondido en mi canto no es más que una herida / queriendo ser lengua. Al igual que en: Liviana / es la carga del mundo si me habla tu voz que escupe palabras.

Las palabras de Mardones a lo largo del texto tienden a ir de lo onírico a la confesión cotidiana. Donde el amor es uno de los pilares temáticos, pero del cual se ramifican los demás temas.

del reflejo en el agua, insistiendo / en el juego del trompo y los besos, inhalando la indiferencia de tus ojos de otoño.

Acompáñame/ a comernos el mundo a puro grito/ a comernos el mundo a pura ternura/ caminando entre lágrimas y plástico.

Pájaro herido que busca refugio en nuestro corazón cueva / escondite corazón/ dedos túnica manta cálida del tiempo escandalosamente sórdido y ensordecedor.

Todos estos ejemplos nos muestran el registro de su poesía que permite mostrarnos algunas de las imágenes que utiliza para confesar aquello que quizás nunca pudo decir a tiempo. Pero también el texto presenta su crítica a la cotidianidad como en el siguiente verso:

Entre tanto vagar por calles donde la gente no se mira

Entre tanto trabajo

La oficina el papeleo

Pero luego de leer este libro me lleva a preguntarme: ¿Es Camila la que usa a la poesía o la poesía la usa a ella para unir mente y emoción? Cuestión difícil de responderse en breves líneas, pero parece necesario plantearse cuando uno siente que el fluir de la palabra se une con tantas sensaciones que parecieran fuente de múltiple inspiración.

Así Cautiverio no sólo es un libro, sino más bien un pájaro de agua que busca refugio o un perro herido que se niega desde la poesía en convertirse en lodo.

Título: Cautiverio

Autora: Camila Mardones

Año: 2015

Editorial: Ediciones Balmaceda Arte Joven

portada cautiverio_zpsnpmf1bhe

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.