Estética de la violencia. Comentario: película Dunkerque

Por Jorge Cocio

“Entonces comprendí. Era la guerra lo que la ponía fuera de sí”  Kurt Vonnegut

La naturaleza humana es un misterio, porque a pesar del paso de los siglos y su evolución hay cosas que permanecen intactas y una de ellas es el fenómeno de la violencia ejemplificado en la guerra;  esa eterna lucha del humano sobre sí mismo  que siempre trae consigo más sangre de la imaginada. Por esa razón es que el cine como acto coral desde su aparición no ha dejado de tomarlo como uno de los temas centrales, tanto desde la mirada de los héroes, de las víctimas o de las consecuencias. Todo lo dicho tan sólo me lleva a comentar la última película de Christopher Nolan: Dunkerque

Mientras que en sus anteriores filmes la ficción fue su punto de partida para elaborar las tramas (Interestellar, Incepción, Memento) en este caso es la interpretación de un hecho histórico para el pueblo inglés durante la segunda guerra mundial. A través de mínimos datos de los personajes y dividiendo la historia en tres subtramas se le da mayor protagonismo al escenario y al ejército en su conjunto que a un personaje en particular. Pero el detalle que agrega Nolan es la deconstrucción a la narración convirtiéndola en una experiencia no lineal. Además mediante tomas áreas o enfocadas en las miradas de los personajes, y sumando a esto el uso de silencios  se busca resaltar las impresiones en primera persona como los miedos, desconfianzas y las luchas mínimas de supervivencia. Todo ello apoyado por la fotografía de Hoyte Van Hoytema y nuevamente el aporte musical de Hans Zimmer.

Entonces Dunkerque llega a ser más una experiencia estética que un documental audiovisual sobre la guerra. Más que una trama psicológica o política sobre ese evento nos entrega una mirada íntima de las personas detrás de la trinchera. De los que lucharon y murieron. De las mínimas y grandes decisiones de la gente a cargo, pero sobretodo de toda esa juventud que cargó con sus hombros la supervivencia y memoria de una nación.  De esta forma la última película de Nolan no busca darnos nuevas preguntas sobre qué significa la guerra o las consecuencias psicológicas de las víctimas, sino simplemente entregarnos un paisaje tan hermoso como terrorífico donde todos solamente buscan volver a casa.

 

Título: Dunkerque

Director: Cristopher Nolan

País: Estados Unidos

Año: 2017

Duración: 107 minutos

 

 

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.