Cine | “Noé” de Darren Aronofsky

30  Diciembre  2104

por Jorge Cocio

Título |  Noé
Director |  Darren Aronofsky
Duración | 2 hrs, 18min
Protagonistas |  Russell Crowe, Jenniffer Connelly, Ray Winstone, Emma Watson y Anthony Hopkins.
País |  Estados Unidos
Música |  Clint Mansell
Año | 2014

El hombre corrompió a este mundo y lo llenó de violencia, así que debemos ser destruidos” (Matusalén)

 

No-121053727-largeEsta es una historia sobre el principio de los cielos y la tierra; sobre lo que fue creado a imagen y semejanza, pero que en vez de alegría ha traído desgracias. Pero también es la historia del hombre y el mundo que construye. Un mundo como engranaje cósmico donde participa lo divino, o en este caso, el Creador. Ahora bien, lo que parece ser en primera fila una película sobre una de las historias más antiguas en uno de los textos más antiguos de nuestra cultura, también se presenta como una alegoría de nuestra actualidad, por ende, lo que ustedes verán no es una historia bíblica al estilo de Los Diez Mandamientos (Cecil B. DeMille, 1956) o La pasión de Cristo (Mel Gibson, 2004).

Porque lo que Darren Aronofsky intenta hacer dentro de las 2hrs y 18 minutos es contar una historia tan compleja como sencilla apoyado de efectos, cuerpos abultados, guerras de ángeles y agua en 3d Hollywoodense que en apariencia parecieran llamar más a la mera distracción del pop corn que a algo más. Pero si uno se da el tiempo y ve la filmografía de este director neoyorkino nos enfrentamos con una seria dosis de choques del hombre con la cruda realidad. Desde la necesidad de encontrar alguna respuesta al caos en Pi (1998), la evasión adolescente adulta con ayuda de las sustancias en Requiem por un sueño (2000), la negación a la muerte sobre el amor en la Fuente de la Vida (2006) , el no retiro de una pasión en el Luchador ( 2008) y el pánico al fracaso y a no decepcionar en El cisne Negro (2010). ¿Pero y en el caso de Noé?.

Lo que desprendemos de la visión de Aronofsky es un llamado al karma humano mediante un mensaje de descontento sobre el hombre actual. Pero también lo que Noé presenta es un paso más de su lista de personajes que demuestran que puede existir algo tan importante en esta vida que se es capaz de dar literalmente la vida por ello. Y si en filmes pasados era el amor, una pasión o un número, en este caso es algo superior que está en juego desde el llamado divino, tomando al hombre como mero instrumento de transmisión sagrada asignándole una misión: construir un arca; como también el asumir el sacrificio como chance para salvar al mundo del hombre. Pero a pesar de todo el hombre tiene el don del libre albedrío y siempre tendrá (en tanto le quede tiempo a él y al mundo) la posibilidad de una segunda oportunidad.

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.