Fotografía: Karin Yunge

“Existen sueños que parecen reales y realidades que parecen sueños”. Crónica del concierto de Nina del Mar.

 

El pasado 13 de febrero y después de un par de fallidas fechas, a causa de las exigencias sanitarias para realizar conciertos en lugares cerrados; en tiempo de confinamiento. En el espacio cultural Anandamapu, se presenta La Bestia de Gevaudan, con el motivo de lanzar su nuevo Ep:  “Nanai” y grabar este show en formato 360º. La encargada de abrir los fuegos fue Nina del Mar, proyecto de Roberta Nicolini, polifacética artista, radicada en París.

Texto y  fotografías a cargo de: Karin Yunge.

“Existen sueños que parecen reales, realidades que parecen sueños”. Un concierto o una tocata en tiempos de pandemia resulta poco probable, es como soñar dos veces lo mismo. Así que la idea de asistir a la presentación de Nina del Mar en Santiago, me desconcertaba un poco. No había visto a más de cinco personas juntas desde el último invierno.

 

Fotografía: Karin Yunge

 

Ese día previo a San Valentín, llego puntual, a las 17.30. No me incomodó la distancia social, más bien agradezco que se cumpla. El ambiente me genera gran expectativa y el calor diez minutos después; unas ganas inconmensurables de beber cerveza.

Todo permanece oscuro, cada unx en su silla, en completo silencio. Una brisa marina nos traslada al fondo del océano, rodeada de texturas y luces comienza Nina del Mar, quien parece una sirena en corales. Adelanta su último sencillo “Quédate Conmigo”. Canta, utiliza versos y evoca mantras sobre la muerte, el amor, el deseo y el tiempo. Susurra todo a la cara; todo lo que se desearía escuchar. Envuelve, embriaga, es imposible olvidar sus palabras y dejar de observar sus movimientos. Volteo, miro al público y todos parecen percibir lo mismo.

Fotografía: Karin Yunge

 

Una dulce, poderosa y a veces suave voz. Hacen del show de Nina del Mar, una mixtura de estilos que viaja por diversos estados del ánimo. Con la sensualidad y las emociones a flor de piel, es capaz de crear su propio ecosistema, mediante una atmósfera íntima llena de brillo-oscuridad; una especie de misterio, que mezcla reggaeton, armonías, tormentas y delirios hipnotizantes. Te invita de la mano, a navegar sin miedo por su imaginario. Treinta minutos de trance, para esperar nuevamente la oportunidad de verla en Chile.

 

https://www.ninadelmarworld.com/

https://linktr.ee/ninadelmar

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.