Serena Toxicat (R.I.P.) un paso hacia la eternidad.

Hace 11 años atrás había llegado a un foro sobre Lisa Gerrard, la vocalista de Dead can Dance, ahí estaba Serena Toxicat, quien me llamo la atención por su forma de interpretar su música con su proyecto Protea, “su manera de cantar la música era como la de una sacerdotisa”. Le hablé por chat, le dije que me gustaban los gatos y ella empatizó conmigo. La invité a cantar en mi nuevo proyecto musical (Casa de Orates post Kasa de Orates) y aceptó. El primer tema que Serena grabó fue “Kiss your soul”, un track dedicado a John Balance de Coil, Serena los había visto en vivo en New York y tuvo una relación de amistad por emails con ellos, así que aceptó de inmediato. Esta grabación fue el 2010, tuve la suerte que me colaborará con muchas canciones durante estos diez últimos años.

Entre el 2013 y 2014 grabamos un tema llamado “Chikhai”, trata sobre el paso de la vida hacia la muerte según los tibetanos. El año 2015 salió editado por el sello de Martin Bowes, Two Gods Records (U.K.), el disco “Music to an interior film”, donde se hizo un remix de este tema. En ese año me fui a vivir a Cusco, Perú. “Estaba en el departamento del destacado músico Guido del Nuñez Prado, le estaba mostrando la versión del remix, y explicándole lo que se trataba, cuando lo llaman por teléfono, y le dan las triste noticia que su madre había fallecido, en el mismo instante que oíamos el track, que trataba sobre el paso de la vida hacia la muerte. La energía de Serena Toxicat jamás se ha apagará, es algo que yo no ¡permitiré!”.

Tuvimos largas charlas de madrugada durante años. “Me trasmitió su sabiduría ancestral, su bondad ante los animales y la naturaleza”.  El 2016 se editó el disco “Lagñá part. III”, con las voces de Serena y esta vez con algo muy poderoso. Serena había grabado voces en la Catedral de Frankfurt, Alemania y en la pirámide de Keops en Egipto, pasándome esas pistas para que hiciera música con ellas. Ha sido el acto más noble que han hecho para mi trabajo musical y con un valor incalculable. “Había llegado del Perú con la idea de crear un disco de música étnica ritualistica basada en la cultura tibetana y aymara, mezclando instrumentos de ambos conocimientos. Eso fue lo que hice junto al músico Sergio Peralta; y el punto culmine fue esos registros de las voces de Serena”.

Este año hace unos cuatro meses atrás Serena Toxicat colaboró por última  vez conmigo con el hermoso mantra: “ONG NAMO GURUDED NAMO”, la canción fue editada en el disco “The living continuum”, siendo ese título alusivo a la eternidad. “Quise crear un disco que tuviera todos los estilos que había hecho durante una década y no podía faltar mi hermana Serena, ya que esté disco transcenderá en el tiempo y en el espacio, yo fui, yo soy y yo seré”.

 “Serena Lucine Verseau sigue tu camino, tu espíritu jamás se extinguirá, sigue la ruta que ya tenías trazada antes de llegar a este mundo. Nunca te conocí en persona, pero pude sentir la seda de tus manos en mis ojos y el calor que genera tu energía en mi cuarto, más de alguna vez hice un viaje astral con tu voz y la canción “Tibet” (2014), fue la que abrió a otras dimensiones, donde llegó a oídos del Dalai Lama y de nuestra amada Lisa Gerrard”.

 

Nos veremos pronto hermana.

Manuel Knwell, Chillán, Chile, 2 de julio del 2020 (4).

Entrevista a Serena Toxicat:Interview to Serena Toxicat

Link Disco en memoria a Serena Toxicat:

https://kasadeorates.bandcamp.com/album/sounds-to-tame-beasts

 

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.