Erambe del Rayo

Es importante vivir el dolor, moverlo y transformarlo. ENTREVISTA A ERAMBE DEL RAYO (ACTRIZ/POETA/PINTORA)

Erambe del Rayo es el nombre de una artista maulina (Chile) que engloba muchos aspectos del arte. Erambe se desenvuelve dentro del infierno y del cielo, de cierto modo es similar al escritor ingles William Blake. Erambe del Rayo es una activista de la libertad en toda su palabra, buscando desde su propio ser las respuestas para apaciguar a su bestia interna. Su forma de escape es el teatro, la poesía y la pintura, la cual a su corta edad ya da atisbos de no ser la típica artista que crea arte decorativo o que da en el gusto de lo que esta de moda dentro del Mainstream.

¿Cómo nace esa inquietud de crear en tantas ramas del arte?.

Nace en mi infancia jugando sola, siempre fui creativa, me gustaba demasiado expresarme, dibujar, escribir, actuar, estuve muchos años en el taller de teatro del colegio. Aprendí a escribir poesía siendo chica, algunas obras de teatro escribí y actué en la básica, también hice danza, no era muy buena, pero me gustaba. En mi adolescencia empecé a escribir, a pintar las paredes de mi pieza, fue cuando decidí que iba a ser artista, pero aún no podía decidirme del todo. Después elegí teatro, a la poesía no la he soltado nunca, pero la pintura llegó pasando duelos el año 2018 y se instaló en mi vida, ese año armé un tallercito de arte en la casa de mi amado, y pude pintar sin ninguna limitación hasta hoy.

¿Tu apodo a qué se debe?.

Siempre tuve pseudónimos, Calixta era uno, Armonía otro. Mi apodo me lo adjudiqué el año 2015. Aparece en muchos poemas que escribió Alejandro Gutiérrez Martínez, un ancestro poeta maulino y creo que puede ser su musa. “Erambe” me intrigó, esos poemas del libro “El Pescador de Estrellas” los leí llorando mientras todo mi cuerpo temblaba, se me movió todo con su poesía, sus versos me tocaron entera, me desarmaron. Erambe me recogió, me nombró: Erambe.

¿Cuál es la disciplina que es para ti, tomando en cuenta tu evolución como mujer y artista. Intenta considerar todo lo que te ha rodeado durante tu vida?.

En esta etapa de mi vida: Teatro, pintura y poesía. En otra te aseguro que el teatro y la pintura no estaban ni cerca de estar presentes, escribí poesía para no morir de pena o para no deprimirme tanto y eso me hace agradecerle y entregarle mi amor. Actualmente estoy trabajando como actriz en la compañía de Teatro Observatorio Popular estamos en pleno montaje de obra a punto de estrenar y grabar, eso demanda muchas horas de ensayo a la semana, nos requiere con toda la energía disponible, ensayamos  al rededor de 4 horas diarias, me  gusta mucho este trabajo junto a mis compañeros. Damos todo lo que tenemos y eso se nota en escena, hay que dar lo mejor para el público.

La pintura me apasiona, me obsesiona incluso, he llegado a soñar con mis cuadros hablándome, dándome consejos o críticas sobre qué hacer con ellos. La pintura es un placer demasiado íntimo, como mi poesía que siempre estará en mí, a veces me lo reservo, no por egoísmo, solo me reservo. También estoy sujeta a los costos que demanda poder pintar: mientras no venda mis cuadros, no podré seguir pintando, entonces el impulso natural creativo se estanca con la falta de materiales.

Fotografía por Guillermo Calderón

Fotografía por Guillermo Calderón

¿Cómo lo definirías ese grito sin fin que se plasma en tu poesía?.

Va a depender del lector, puede ser un caos sin fin, un grito estridente o una canción de cuna para abrigarse el alma. Es un Popurrí, también aleatorio. Todo puede ser un verso amargo o la delicia más delicada hecha palabra. Es exquisito escribir, para mi vital y placentero, siempre lo voy a estar haciendo, por mucho que a ratos no alcance a materializarlo en papeles o archivos. Pienso en poesía, eso no sé explicarlo, pero son imágenes con ritmo que me entregan letras que puedo plasmar en un par de palabras juntas. Mi poesía es mi placer, es mi forma de explotar.

¿El artista que no ha vivenciado tragedias en su vida, puede crear algo que marque a otras generaciones futuras?.

Yo escribí: “No tengo nada que ver con tus desgracias, pero poeta que no sufre no es poeta”.

La melancolía, el desamor, dolor y sufrimiento han sido instancias en las que más me he arrojado a crear. Porque en el camino vas alivianando la carga, o te pesa el doble, o te carcome y duele, no sé. Es importante vivir el dolor, moverlo y transformarlo.

Creo que es imposible a menos que seas una persona muy afortunada, no vivenciar dolores o tragedias a nivel personal. Usar el dolor para crear es algo que vengo haciendo casi de forma instintiva de la mano con cada adversidad que se me tiró encima, esquivar y enfrentar los golpes de la vida con arte es mejor. Porque va a estar ahí después esperándote cuando te duela menos el alma. Y va a ser hermoso, o peculiar, y la gente lo va a poder sentir también. Compartes la tragedia.

¿Tu pintura está relacionada con la escritura automática, que usaban los dadaístas y surrealistas, cómo describes tu proceso al pintar?.

El año 2017 empecé a experimentar con la escritura automática, buscando algo en aquel momento no sabía bien qué y también como una manera de dejarme fluir sin que mi mente consciente se ocupara de dar forma-límite o predisponer las ideas. Al año siguiente un día en pleno episodio de duelo, había muerto un primo, estaba haciendo escritura automática en la entrada de la casa de mis padres y tenía a mi lado unos lápices pasteles y un block, entonces sucedió: empecé a pintar automáticamente y salió un dibujo que se llama El diablo baila cumbia.

Fotografía por Natalia Baro

Fotografía por Natalia Baro

¿Te sientes parte del movimiento feminista?.

Sin duda soy parte, como mujer que se posiciona en el arte. Estoy aprendiendo mucho de mis compañeras, quisiera leer más, educarme en lo intelectual, pero en lo actual, el día a día es imposible ser indiferente a este movimiento que tanto nos libera a las mujeres, que trabaja desde nosotras y por una igualdad, no sé si se lograría lo mismo sin la valentía de las cabras. No puedo ser indiferente a Las Tesis y a su tremendo hit, no sabes como lloré y liberé mis dolores cantando: “Y la culpa no era mía, ni donde estaba, ni cómo vestía, el violador eres tú”. Es que no fui la única a la que violaron, abusaron y la impunidad siguió reinando. Se encuentra un grupo de sobrevivientes, de valientes guerreras. Yo se que vienen generaciones y generaciones de mujeres valientes y empoderadas. Lucharé porque así sea.

¿Qué es para ti ser madre?.

Fue mi opción, es mi realidad más tangible y latente. Es en lo que me he convertido con los años, en madre de dos maestros con los que vivo y aprendo, crío y adoro. Ser madre es una de mis misiones de vida. Fue mi opción, la tomé y me llena de un amor que puede con todo. Alucino de amor con mi Rayo y Laura, son mis amados.

¿Cómo ves la cultura en general en Chile, te sientes parte de algún movimiento cultural?.

Soy artista, me siento parte de ese movimiento, del movimiento artístico chileno contemporáneo. La cultura está muriendo, me preocupa la falta de interés y de recursos en los municipios, también sé que estamos en una pandemia, que siempre hay que renovarse, actualizarse a las nuevas plataformas virtuales y todo aquello, pero no podemos seguir habitando un país/estado (detestado) que no apoya a los artistas, que no garantiza lo mínimo para poder vivir de esto. Nos estamos muriendo de arte. Los teatros están cerrados pero los malls están abiertos.

¿Qué roles te gustaría hacer en teatro o el cine y a quienes admiras de las actrices a nivel local e internacional?.

Quiero pensar que estoy invitada a crear y hacer todo tipo de personajes y roles, grande o chico, todos tienen su complejidad, pero ser antagonista me fascina. De actrices chilenas me gustan mucho Tamara Acosta, María Izquierdo, Carmen Disa, Malucha Pinto, Amparo Noguera, entre muchas otras actrices que admiro.

¿Cómo te afecta para crear el vivir en Curicó con relación a Santiago?.

A menos que tuviera grandes contactos en Santiago, sería difícil y limitante. Pero como no los tengo, estar creando en Curicó no me interfiere en nada. Ya saldré con mis cuadros al hombro y mis textos aprendidos a presentarme por otros lugares de Chile, sin duda. Santiago no es Chile, aquí en la Séptima Región también estamos creando “fino” jajaja. Aguante el Maule y sus expositores.

¿Cómo es tu filosofía de vida, cuál es tu relación con los grandes filósofos?.

Lo que puedo escribir: Existe. Intento hacer el bien, nunca daño. Estoy en constante construcción y reparación. Mi relación con los grandes filósofos está al debe. No tuve filosofía en la escuela, entonces lo poco y nada que sé es lo que he podido leer, lo que me han enseñado mis amigues, algunos amigos que estudiaron en la U, lo que he leído en resumen del resumen y en resumidas cuentas: soy ignorante.

Recomiéndanos 5 libros de autores chilenos y 5 películas que te hayan marcado.

Los detectives Salvajes de Roberto Bolaño, Morfología del Espanto de Pablo De Rokha, Coronación de José Donoso, Hijo de Ladrón de Manuel Rojas. La vida simplemente, Oscar Castro. Todos los Papeluchos, los poemas de la Stella Díaz, “El Pescador de Estrellas” de Alejandro Gutiérrez y Luis Enrique Délano, por mencionar algunos puntuales y para mí significativos. Películas: Santa Sangre, Coronación, Fando y Lis, Tony Manero y Machuca.

Fotografía por Fernanda Rojas

Fotografía por Fernanda Rojas

¿Qué representa en tu vida el mito de Medea?.

Una posibilidad, no, es broma. Es un mito fuertísimo de una mujer hechicera y el final es re triste. Así que me lo tomo como un recordatorio de qué NO hacer nunca. A todos nos llama la atención la palabra: VENGANZA. Ejecutarla es lo dañino o peligroso. Igual pretendo saldar mis cuentas, si sabes a lo que me refiero. ¡Ojalá que no!.

¿Qué planes tienes para este año 2021 ya sean en tu pintura, poesía o actuación?.

Espero no deprimirme este año, eso podría complicarme un poco. Crear como propósito alcanzable, seguiré en la compañía trabajando arduamente al servicio del Teatro y lo explícito de la disciplina, también voy a aceptar y trabajar en todo lo relativo a cine. Actualmente estoy a semanas de grabar un cortometraje. En un par de días grabaremos una obra. Y pretendo seguir pintando cuadros, hacer una fusión de poemas visuales, también pretendo experimentar en cerámica o greda, hacer móviles o colgantes de colores. Quiero pintarme el cuerpo también, hacer fotos. Creo que sólo debo organizarme bien y todo va a resultar. Planeo dormir mínimo 8 horas, por unos meses, ordenar mis ideas, lo que ya no quiero en mi vida sacarlo también. Esos son mis planes, estar con mis hijos en sus aprendizajes, divertirme, reír, reír mucho porque lo necesito tanto. Leer. Escribir religiosamente un nuevo cuaderno de poemas, empezando con mi último poema pésimo de Facebook. Planeo expandir mis conocimientos tomando clases de pintura en cuanto pueda. Buscar mecenazgo, ampliar mis posibilidades, salir a buscar -pronto sabré bien qué-.

“Los jóvenes le temen al silencio”, “Las carnes se moldean con más carne”, ¿qué opinas de esas frases?.

Es muy decidor el silencio, habitarlo es revelador, ahí se encuentran muchas respuestas, para mí el silencio es vital. Puedo estar horas sin hablar, días incluso, contemplar es un placer. Sobre lo moldeable de la carne, claro, a nuestros ritmos se acoplan los mensajes directos de la carnicería cotidiana. La carne se moldea con más carne, cómo no.

Un mensaje en tiempos apocalípticos para los lectores de Novutrefall Web zine.

“Suponiendo que somos libres y la cabeza nos pertenece, dejémonos llevar”.

Links Instagram Erambe del Rayo:

@erambe

@erambearte

https://erambe.wordpress.com/ (poesía)

Contacto Erambe del Rayo: erambe.maria@gmail.com

 

Fotografía por Natalia Baro

Fotografía por Natalia Baro

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.