Rescatar el folclor y utilizarlo en la reinvención musical moderna es un acto revolucionario. Entrevista a Rodrigo Romero Fuentes

Phuyu y La Fantasma es el nombre artístico de Rodrigo Romero Fuentes, artista oriundo de Chillán, quien desde hace algunos años ha dado rienda suelta a su creatividad musical confiado de sus inquietudes. De esto se resuelven diversos proyectos, entre los que se destacan los nombres de Catalina Lust o Ray April. Con los cuales ha experimentado con sonidos que van desde el Post-Hardcore, hasta la experimentación vanguardista en Piano.

Con su proyecto Phuyu confiesa que ha diferencia de sus otras manifestaciones, tiene un objetivo claro: Reinterpretar y expandir el folclor chileno desde diversas aristas radicales. El resultado obras compuestas como las odiseas más electrónicas y Avant-Folk, que se pueden encontrar en el disco “El patio de los calla’os” o su más reciente puñetazo Rockero cuequero en “Anticuecas subterráneas”.

Rodrigo, cuéntanos ¿cómo entras a la música, tengo entendido que tu maestro fue el profesor de piano Raúl Lara que en paz descanse? ¿Cómo te influenció  él en tu búsqueda dentro del folklore?

Primero que nada, quiero darte las gracias por contactarme y realizar esta entrevista. Bueno yo empiezo a interesarme en la música desde que tengo memoria, escuchando desde mis primeros años de infancia artistas como Gorillaz gracias a mi papá, pasando por diferentes etapas musicales, hasta llegar a la típica época metalera pre-puber donde gracias a la influencia de la que era mi banda favorita en ese entonces, System of a Down, pedí una guitarra de regalo de cumpleaños, y desde ahí nunca más me detuve. Eventualmente, a mis 16 años quise aprender a tocar teclado, y es aquí donde entra Raúl Lara, quien era mi vecino en la casa pareada. El es una figura muy importante en la música chillaneja, quien en sus años de retiro y descanso en la vejez me enseñó la teoría en el piano, lo que me ayudó a comprender mejor todo lo demás, siendo un paso bastante importante en mi historial musical. No soy muy virtuoso en el piano porque estudié un par de años con él, entre mis 16-17, si mal no recuerdo, pero si me aportó muchas herramientas que fueron esenciales para lograr hacer lo que estoy haciendo hoy en día. Dejé de estudiar con él porque siempre me ha motivado más el estudio autodidacta y la composición propia, más que el estudio y ejecución de otras obras, pero agradezco mucho todo lo que aprendí el tiempo que estuve bajo su tutela, ya que fue un tremendo músico que admiré y admiro mucho. ¡Que descanse en paz!

A pesar de ser una persona muy joven (22 años) ya tienes varios proyectos, ¿Cuáles son los planes para seguir creando música?

En realidad todos los proyectos anteriores los veo más como parte de una etapa de búsqueda y experimentación musical, además de ser parte del proceso de aprendizaje en la producción y grabación autodidacta que realizo en cada disco. Siento que Phuyu es mi proyecto más serio y centrado, además de ser la culminación de mucho estudio y trabajo en estos dos ámbitos que ya nombre, sin por eso ser perfecto, ya que aún hay mucho que aprender y mejorar. Siempre va a ser así, y lejos de desmotivarse, eso hace divertido ejecutar música, ya que es diferente cada vez. Creo que el plan a futuro es hacer un disco de Phuyu que sea diferente a todo lo demás, con un concepto más amplio, largo y trabajado, cosa que me va a tomar un tiempo desde este punto, y después de eso no sé lo que salga, depende de como me sienta y lo que escuche en ese momento.

¿Te has sentido discriminado en Chillán-Chile?

Sí, me he sentido discriminado en Chillán sobre todo, ya que es diferente andar con una expresión de género diferente a la norma en esta ciudad que en Concepción, por ejemplo. Se siente mucho más peso social, las miradas, los comentarios en tiendas y lugares públicos, contextos familiares, etc. Sin eximirse de esto la ciudad Penquista, pero en mucho menor grado, a veces agota tanto que uno al final intenta camuflarse con la “normalidad”, lo cual termina siendo muy triste y desmotivante a nivel personal, ya que afecta en todos los aspectos de la vida.

¿Cuál es tu visión sobre la actual sociedad?

Creo que Chile es un país consumido por la falta de identidad, aplastado en un mundo capitalista dominado por la potencia occidental de 50 estrellas, que intenta penetrar su cultura a la fuerza en sus colonias modernas, lo que hace que absorbamos una forma cultural ajena deformada que entra en conflicto con el propio desarrollo identitario que hemos logrado construir en unos cuantos cientos de años, por lo que somos una nación muy auto flagelante, convirtiéndonos en un país de odio-a-sí-mismo destinado a la extracción de materias primas para la potencia de turno, en el ámbito económico, y en la mezcolanza en el ámbito identitario, por lo que creo que es importante construir y recuperar las formas culturales que se fueron formando naturalmente desde las clases populares para rearmar el sentimiento de pertenencia a un país que lo único que ha hecho es servir a otros a costa del dolor de espalda y de estómago de sus habitantes.

“Para el hombre despierto no había más que un deber; buscarse a sí mismo, afirmarse a sí mismo y tantear, hacia delante siempre su propio camino, sin cuidarse del fin al que pudiera conducirle” Demian, Hermann Hesse. ¿Qué opinas de esta frase? ¿Te sientes reflejado?

Me parece muy representativa de mi proceso creativo, ya que sustento todo lo que hago sólo en mí, en lo que yo necesito y quiero hacer en el momento determinado.

Tengo entendido que estás estudiando pedagogía en español, ¿Por qué decidiste estudiar esa carrera y cuánto ha aportado en tu vida en general?

Del colegio que me gustaba historia y lenguaje, pero decidí estudiar historia porque estaba más metido en las lecturas políticas, tipo revolución rusa y todo eso, bien marxista-leninista, pero después me di cuenta que si bien me encantaba la pedagogía, preferiría estudiar español ya que me veía más haciendo clases de literatura, poesía y gramática más que de historia, por lo que me cambié y fue la mejor decisión que pude tomar, ya que no sólo son materias que me interesan más personalmente, sino que me ha ayudado a conocer más arte, escribir y mejorar mis propias creaciones en base a lo aprendido en la carrera.

¿Cómo describirías tus letras en el proyecto Phuyu? ¿Es un costumbrismo urbano?

Sí, creo que ese concepto está bueno para describirlo, la verdad no hay una columna vertebral central en cuanto a letras, ya que escribo de cualquier tema que quiera hablar y que siento que pueda ser interesante de abordar líricamente, aunque si escribo algunas con la conciencia de, por ejemplo, utilizar las formas y métricas tradicionales de nuestro folclor, como el de la cueca o las décimas, pero abordando temas modernos y, como tú dices, urbanos, para así revitalizar estas formas de escribir que se han ido quedando atrás, en el olvido con el tiempo.

Cuéntanos, ¿Cómo es el proceso de creación de tus portadas?

La verdad es una de las partes más divertidas/estresantes de crear un álbum de forma solitaria y autodidacta, ya que se muy poco de arte visual, teoría del color y todas esas cosas, que me interesan mucho y aprendo sobre todo viendo videos en YouTube y cosas así, pero nada serio ni formal, ni tampoco tan profundo, por lo que sólo me guío por mi propia idea de lo que es estético o no en relación al sonido del álbum, intentando que sea llamativo, porque sé que la primera impresión al escuchar un álbum se lo lleva su portada, lo cual es muy importante para enganchar bien con el disco. De hecho yo mismo descubro música nueva principalmente guiándome por las portadas.

¿Cuáles son las mayores diferencias entre: Chillán/Concepción?

Bueno como te decía anteriormente, la seguridad al expresarse de forma poco convencional o estéticamente queer, pero creo que Conce es mejor que Chillan en muchos más sentidos, como en su ambiente juvenil y más liberal, sus paisajes, playas y todo lo que se puede visitar, el clima, la escena musical y artística está más desarrollada. Pero Chillán tiene mucho patrimonio que se ha ido perdiendo, ya que la juventud de esa ciudad emigra a otros lugares, por lo que hay una gran fuga de todo lo que potencialmente pueden ser artistas, músicos, etc.

¿Nómbrame tus 5 libros favoritos, 5 películas y 5 animes?

 Esto siempre es difícil de definir para mí, porque esas cosas siempre van cambiando, siempre queda algo en el tintero, pero aquí voy con mis libros favoritos: Historia de cronopios y de famas de Julio Cortázar, Poesía de Violeta Parra, La tierra más lejana de Alejandra Pizarnik, La Metamorfosis de Kafka y El Hombre que Amaba a los Perros de Leonardo Padura.

En cuanto a películas, creo que son Female Trouble de John Waters, Perfect Blue de Satoshi Kon, Ciudad de Dios de Kátia Lund y Fernando Meirelles, The Rocky Horror Picture Show de Jim Sharman y Repulsión de Roman Polanski. Por último, los animes que más me han gustado son Neon Genesis Evangelion, Lovely Complex, Nana, Fate Stay Night y Serial Experimental Lain.

¿Sientes que Bjork y la Violeta Parra representan a la madre de TOD@S los artistas más jóvenes? ¿qué es para ti Bjork y Violeta?

La verdad no sé si de todos, pero sí creo que Bjork a nivel internacional es una artista clave para entender mucho del pop actual y su incursión en senderos más experimentales, como el híper pop, y Violeta claramente es una figura tremendamente influyente en Chile, aunque creo que muchos de los y las artistas en la escena actual están más influenciados por las corrientes predominantes alternativas extranjeras, descuidando un poco el riego de la planta cultural nacional, cosa de la que yo mismo he pecado en el pasado estando totalmente absorbido y cegado por la música europea y gringa. Es por esto que se siente tan refrescante para mí poder volver a conectarme con esta parte tan importante para mí que es el folclor, esencialmente de la Violeta, quien me acompañó en mis primeros años de aprendizaje musical, sacando sus tonadas en guitarra y todo eso, y ahora la composición para llevar a nuevos lugares el folclor me resulta demasiado cómodo y divertido, mucho más de cualquier cosa que haya hecho antes. En cuanto a Bjork, claramente es una artista increíblemente influyente para mí, siendo también pilar fundamental en mi descubrimiento musical cuando era más joven, y junto a ella, muchas otras artistas que han volado mi mente con sus obras. Una influencia actual es Fiona Apple con su último disco, que realmente me voló la mente y me dio la fuerza para escribir El Patio de los Calla’os.

¿Cuál es la mayor brecha entre los pobres y los ricos, el dinero o una educación de calidad?

Creo que ambas están estrechamente relacionadas, ya que quienes ostentan el poder económico del poder tienen el poder de pagar una educación mejor y más especializada para sus hijos, y el resto de las personas debe conformarse con lo que queda gratis. Y no es que falte dinero, en la mayoría de los casos, pero el sistema está construido cuidadosamente de tal manera que el orden social se mantenga de forma diferencial según tu capacidad de pagar o si no te vuelves una carga. Creo que el sistema educativo se debe unificar en una sola escuela pública donde asistan los “ricos” y “pobres”, y se expropien las escuelas privadas para repartir los alumnos de forma que no se sobrepoblen las salas y los y las profesoras puedan realizar una labor más especializada con un enfoque constructivista, y como los hijos de los ricos deberán asistir si o si a las mismas escuelas que nosotros, veremos cómo poco a poco se va a ir nivelando la educación para que sea igualitaria para todos.

“La tradición es casi un cadáver. Es triste. En el fondo, el cerebro humano es tan poderoso que siento miedo… pero estoy feliz de poder pasearme entre mi alma tan antigua y esta vida de hoy”. Violeta Parra, entrevista en Ginebra, 1970. ¿Serás tú el que siga con esa tradición y reinventado la música folklórica para las generaciones venideras?

Espero poder seguir construyendo este proyecto, ir perfeccionándolo y ojalá alentar a más personas a adentrarse a este hermoso mundo de recuperar el folclor y hacerlo evolucionar para que no muera, tal como mueren las lenguas cuando se dejan de usar, ya que la música y el lenguaje tienen la característica de ser entidades que mutan y cambian constantemente para mantenerse vivas, mucho como las personas mismas.

Algún mensaje que desees dar a los lectores de Novutrefall Web Zine.

 Me gustaría decirle a las personas que son artistas que su arte no debe satisfacer a nadie más que a ustedes mismas, y que sean fieles a sus gustos, aspiraciones. Que su identidad personal y artística es válida sea cual sea, si tienen ganas, ayudarme a revivir el folclor chileno para construir una identidad cultural y artística nacional más fuerte y no permitir que estas formas de expresión, como la cueca, queden olvidadas y asesinadas por la clase oligárquica y la derecha que intenta apropiarse de ella, cuando nunca les perteneció y nunca lo hará. Creo que rescatar el folclor y utilizarlo en la reinvención musical moderna es un acto revolucionario, cuando la minoría conservadora del país intenta apropiarse de esta cultura ancestral, vistiéndose de ella como si fuese un disfraz y quitándole el peso social y político que siempre tuvo, cultivado, primero, por las mujeres campesinas pobres, y luego por el pueblo proletario que vio en la cueca y el folclor en general una forma de escapismo de la realidad abrumadora del capitalismo chileno.

Introducción por Oscar Hernández Villarroel alias Cinéfilo Melómano.

Link Instagram: https://www.instagram.com/phuyu_fantasma/

https://www.instagram.com/phuyu_fantasma/

https://album.link/s/58KTTRFz1WtBxdxS6L7R0x

 

 

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.