La masterización como enfoque (sonoro)

::: Chikhai :::
“… Y desde el espacio llegó la vida para asentarse en el mar”.
El caos luce con mayor fortaleza cuando está bien controlado.
Gracias a lo anterior la masterización permite que el rango dinámico se pueda percibir. (¿Por qué demonios lo hemos olvidado?)
Luego hay atisbos de voces, que sólo son una traducción de los fragmentos inciales (ya sabes, parafraseando a Foucault; el significado del mundo sólo puede entenderse como un reflejo de lo que proviene del universo.)
Macho y hembra, cero y uno, digital y análogo.
Finalmente al parecer sólo lo femenino aflora a la superficie; ¿sólo para volver a hundirse nuevamente?
Lo valioso de una masterización es que sea “otro” el que diga: “debes sentarte derecho, levanta la mirada, avanza”.

https://soundcloud.com/cdo-knwell/casa-de-orates-serena-toxicat-chikhai-remix-cristian-soto

::: Arauco :::
Aquí pensé en Neubauten.
Algo así como una versión “sinfónica dislocada” de Victor Jara.
Los ejecutantes aporreando sus instrumentos y el público escapando asustados.
La masterización logró nivelar las partes, los niveles (horizontales), creando un canal; donde en el fondo todavía podemos ver la silueta de Víctor Jara.
Corté el instrumental “Arauco” de Víctor Jara en 14 pedazos y armé una grilla de efectos, como un tablero (la partitura).
Luego de aplicar lo efectos monté todo nuevamente y “limé” los bordes con algo de síntesis granular.
A ese método lo llamo “MÁQUINA” o “arte sonoro”; en alguna reunión social (no muy social).
Ésta es como una forma de imaginar un encuentro cósmico entre Víctor Jara y Scott Walker post “Tilt”.
Mis respetos a ambos.

¯• •¯

Cristian Soto

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.